Necesitaras cunas para gatos. Adoptar un gatito bebé, es común que por su aspecto tierno e indefenso quieras dormir con él. Y no hay ningún problema, siempre y cuando esté bien desparasitado y cuidado. Pero más allá de eso, debes saber que es habitual que esté muy activo en horas nocturnas, por lo que podría interrumpir o dificultar tu descanso.

El dormir o no con tu gato va a depender de ti y de él también, pues algunas veces es posible que prefiera dormir solo. Además, en caso de que no desees que entre en tu cuarto, tendrás que acostumbrarlo desde muy pequeño. En cualquier caso, siempre será bueno que disponga de su propia cuna.

cunas-para-gato

Las mejores cunas para gato

¿Por qué son necesarias?

Los gatos bebés, especialmente cuando tienen poco tiempo de nacidos, necesitan de una temperatura cálida para poder estar bien, no pueden ser dejados a la deriva en cualquier lugar. Incluso estando en tu dormitorio el felino puede llegar a tener mucho frío, y aunque lo tengas sobre tu cama, deberá contar con una cuna aparte.

En caso de que se trate de un gato más independiente, igualmente la necesitará. Cuando a estas mascotas no se les proporciona sus propios espacios de descanso, van a elegir el lugar que les plazca. Así que deberás esforzarte por brindarle un mobiliario cómodo donde pueda estar.

Brindan mayor higiene

Esta es otra de las razones por las que resulta buena idea que las mascotas tengan su propio espacio. Para nadie es un secreto que los gatos botan muchos, pero muchos pelos, lo cual puede llegar a incomodar, por eso es mejor brindarles sus cunas para gatos.

Al tener sus propias cunas no es que vayan a desaparecer todos los pelos, pero al menos no van a estar regados por doquier. En vez de eso, estarán mayormente concentrados en un solo lugar, por lo que se te hará menos tedioso limpiar.

¿Cómo elegir el material?

Las cunas para gatos están disponibles en muchos tipos de materiales. Lo importante al momento de elegir uno es que sea suave, cómodo y que pueda permitir una limpieza fácil, ya que va a ser uno de los lugares donde el animal pasará más tiempo.

Como lo recomendable es lavar las cunas cada 15 días, deberás elegir un colchón que sea fácil de lavar para que no acabes teniendo dolores de cabeza. También deberás evitar las fibras sintéticas como el poliéster, porque la nariz del gatito podría ser sensible a los olores de este tipo de material. 

¿Dónde situarlas?

Independientemente de que estén dentro o fuera de los dormitorios, las cunas para gatos deben estar alejadas lo más posible del tráfico habitual. Esto con la finalidad de que la mascota pueda gozar de tranquilidad y sus momentos de descanso no se vean interrumpidos.

Otro punto importante es que, si se les va a colocar a cierta altura, se verifique la estabilidad de la superficie para evitar cualquier riesgo de caída. También deberán estar situadas no muy lejos pero tampoco muy cerca del comedero o del arenero, sino a una distancia prudente para mayor comodidad.

 

¿Buscas más camas para gato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies